Historia de la Institución

Casa de Héctor de Elía, año 1928.

El solar del Museo fue construido aproximadamente en 1885, consta de dos cuerpos de tres salas cada uno y una barraca de techo de cinc, de la cual se conserva actualmente la parte frontal.
Su primer propietario fue Juan Medina, a quien Héctor de Elía compró el inmueble , incorporándole el mirador de estilo liberal, inspirado en el Renacimiento italizanizante. Luego fue residencia de su hijo Esteban y después de su nieto José María, habiendo sido comprado posteriormente por Amaranto Viollaz.
Por Resolución municipal Nº 55/80 de 02/09/1980, firmada por el Intendente Heraldo Peragallo y el Secretario Carlos Putallaz, se compró el inmueble al Sr. Pascual Viollaz por haber sido la residencia del fundador, por ser la edificación más antigua del lugar y uno de los pocos exponentes de casco de estancia del siglo XIX  existentes y para crear en él el Museo regional.
Por Ordenanza Nº 646 del 03 de septiembre de 1990 se lo declara Monumento histórico municipal.
Los primeros objetos provienen de un Museo temporario que se había realizado para el 75º aniversario de la fundación de Villa Elisa, contándose posteriormente con las donaciones de los vecinos. El predio consta de dos hectáreas parquizadas con  un espacio recreativo.
Desde sus comienzos la Institución estuvo a cargo del Profesor Carlos María Roude, hasta su desaparición física en 2012, habiéndose posteriormente hecho cargo del la misma de manera transitoria la Coordinadora de Cultura Susana Lambert, designándose luego Coordinadora del Museo a la Profesora Natalia Gorosito hasta diciembre de 2015. Luego mediante concurso interno se designa como Responsable General del área a la Museóloga Lucia Moix.
En noviembre de 2012 se realizó un homenaje al Profesor Carlos María Roude, en el cual se le dio su nombre al pabellón principal.
En abril de 2018 se inauguró la obra del Rescate Patrimonial del Mirador. La cual consistió en construir una escalera de acceso, puerta exterior y baranda en el balcón como medio de seguridad, utilizando como material el metal, se refaccionaron las paredes y se las pintó respetando los vestigios históricos, y se hizo un entre piso de madera. Para todo esto se utilizó mano de obra empleados Municipales. Además se reaccionaron las cuatros puertas del mirador, a cargo de un carpintero particular, Martin Lugrin, el costo de las mismas dos de ellas a cargo del Municipalidad, las otras dos Comisión Amigos del Museo.
Descendientes de Héctor de Elía en el Mirador

Vista actual del Museo

Bibliografía:

* Informe de la Sra. Lucía Moix, 1996.
* Archivo del Museo